Platos típicos: mozzarella in carrozza

Que la gastronomía italiana es una de mis pasiones, es un secreto a voces. Y con la mesa veneciana, en particular, se puede decir que hasta sueño con ella. Los platos venecianos son el resultado de una historia milenaria que bebe de las influencias de pueblos y productos que durante siglos convivieron con la ciudad y que han llegado a nuestros días a través de tratados y tradiciones. Para comer en Venecia, echad un vistazo a esta entrada en la que hago un resumen por sestieri de mis sitios top.

Uno de los platos típicos es la mozzarella in carrozza que parece haber nacido a principios del siglo XIX y que, como muchos platos tradicionales venecianos, fue una solución de recuperación.

Es un plato muy popular en los bàcari venecianos, la veréis en las vitrinas a menudo, pero se trata de un manjar ideado en Nápoles como una alternativa al uso del pan y de las sobras de mozzarella.

¿En qué consiste? Pues en rodajas de mozzarella encerradas en dos rodajas de pan de sándwich (que actúan como un «carruaje»). Se pasan por huevo y leche y luego se fríen.  

En Venecia se elabora tradicionalmente ​​una variante local de mozzarella in carrozza: de forma rectangular y elaborada con media rebanada de pan para sándwiches cortada por la mitad, se le añade una anchoa o jamón cocido, mozzarella y otra mitad de rebanada de pan. Se baña en una masa que lleva levadura y se fríe. La mozzarella in carrozza veneciana tiene un aspecto delicioso, dorado y ligeramente hinchado y esponjoso.

Llegados aquí, se hace necesario buscar dónde comerla. Pues bien, el lugar más conocido es la Rosticceria Gislon en la Calle della Bissa donde encontraréis las distintas variedades de rellenos. A mí me gusta muchísimo la de Bacaro Risorto, en Castello, en las cercanías de la Plaza de San Marcos.

Sin duda es uno de los cichetti típicos venecianos (aunque éstos, siendo exactos, son tradicionalmente otra cosa) y también una buena opción de comida callejera, rápida, sabrosa y barata. Y como soy muy buena persona, aquí os dejo la receta, que no tiene ningún misterio ni dificultad.

INGREDIENTES

Para la masa

* 200 g de harina 

* 1 huevo

* ½ vaso de leche

* ½ vaso de agua con gas

* 20 g de levadura de cerveza

* una pizca de sal y pimienta

Para la mozzarella

* 4 rebanadas de pan de molde 

* 8 rodajas de mozzarella

* 4 lonchas de jamón cocido o 4 anchoas, el relleno que más os guste (o nada!)

* aceite de oliva

PREPARACIÓN

En primer lugar, preparamos la masa batiendo el huevo y mezclandolo con agua, leche, levadura, sal, pimienta y harina. Debe quedarnos una masa fina, sin grumos y la dejamos reposar durante una hora.

Mientras tanto, cortamos las rebanadas de pan sándwich por la mitad y colocamos en medio una rebanada de mozzarella en cada una y en medio el jamón o la anchoa. Las metemos en la masa y freímos en abundante aceite hirviendo.

Y ya, si podéis esperar a que se enfríen, a disfrutar!. Si probáis a hacerlas, no olvidéis contarme en comentarios el resultado!