La calle Varisco es una de las más buscadas de Venecia porque tiene el honor de ser la más estrecha de la ciudad. En esta entrada podéis leer sobre ella y localizarla entre las calles del sestiere de Cannaregio.

El nombre proviene de los Varisco, una rica familia importante en el siglo XV que se dedicaba al comercio de la seda y, parece ser que algunos de sus miembros eran algo violentos hasta el punto que uno de ellos llegó a apuñalar a un hombre en el cercano Campo San Giovanni e Paolo.

Bien, pues en 1491, un sirviente de Pietro Varisco le acusó de fraude. Pietro y su hijo, haciendo honor a la fama de la familia, dieron una paliza tan tremenda al pobre sirviente que éste les denunció. Como castigo, fueron condenados a un año de cárcel además de abonar una gran cantidad de dinero como multa.

Cuenta la leyenda… cómo me gusta esta frase… que si eres un asesino y te adentras en la calle Varisco, sus muros se cerrarán hasta aplastarte. Yo soy buena, doy fe porque me he adentrado en ella hasta llegar al canal en el que desemboca y aquí sigo, vivita y coleando para seguir contándoos las historias que esconde la ciudad.

El que esté libre de pecado… que se adentre en la calle Varisco.

Y si queréis saber más sobre las leyendas que guardan las calles y edificios de Venecia, no dudéis en contratar este free tour de las leyendas venecianas, en el que tendréis una primera toma de contacto con la ciudad a través de sus mitos y leyendas más populares.