Si tenéis previsto visitar Venecia y os gusta entrar en las iglesias, debéis saber que el centro histórico y las islas de la laguna acogen más de un centenar de ellas. Así que si os han dicho que Venecia se ve en un día o dos… quitaros esa idea de la cabeza porque en cuanto lleguéis allí descubriréis que no, no es así.

Es más qué probable que a la hora de hacer vuestro plan contéis con la visita a las más conocidas o a aquellas que os llamen la atención por sus fachadas, su historia, alguna anécdota o leyenda que hayáis escuchado o leído, quizá por lo que contienen en su interior… los motivos pueden ser tantos como viajeros llegan a la ciudad.

No podréis verlas todas, claro, yo tampoco he conseguido hacerlo todavía y, cuando me preguntan, me resulta muy difícil elegir mi favorita a pesar de que me gustan muchísimo tres o cuatro… igual 5, o 12… lo que os digo, imposible decidir.

La mayoría de ese centenar de iglesias son católicas. Pero haciendo alarde de su espíritu abierto y de estupenda anfitriona, todos los ritos tuvieron cabida en la Serenissima y quedan edificios destinados a otros cultos como el ortodoxo, reflejado en la sublime iglesia de San Giorgio dei Greci, el católico armenio con Santa Croce degli Armeni o el anglicano con la iglesia de San Jorge de Campo San Vio o el luterano profesado en la Escuela luterana de Venecia

La orden franciscana tiene su representación en la isla de San Francesco del Deserto y, en San Lazzaro degli Armeni, el rito Mekhitarist de la orden católica armenia lleva siglos ocupando esta otra isla de la laguna. Ambos son monasterios con siglos a sus espaldas.

Y, por supuesto, los judíos, obligados a confinarse en el ghetto de Venecia, llegaron a practicar su culto hasta en 9 sinagogas de las que actualmente solo quedan cinco.

Como veis, variedad hay. Ahora ya depende de vosotros elegir entre toda esta diversidad. ¿Tenéis una favorita? Os leo en comentarios