Librería Acqua Alta

En Calle Longa Santa Maria Formosa, a poca distancia de la Plaza de San Marcos, se encuentra la librería más bonita que he visto jamás. Una librería llena de encanto, con un espléndido olor a papel viejo y humedad, en la que resulta difícil moverse y más todavía encontrar, por uno mismo, algo concreto. La librería está en un retranqueo en forma de placita de esta estrecha calle, en el sestiere de Castello, entre los Campos Santa María Formosa y San Giovanni e Paolo y fue inaugurada en 2004 por Luigi Frizzo, que recibe sonriente a todos los que nos dejamos caer por allí.

La primera vez que entramos, fue por causalidad. Íbamos camino de Rosa Salva para tomar nuestro capuchino con brioche (una de nuestras visitas imprescindibles en cada viaje) antes de tomar el vaporetto para ir a comer a Burano (otra visita indispensable) y, como casi todo en Venezia, la librería nos encontró.

Cuando llega el acqua alta, el fenómeno veneciano por el que la ciudad se inunda, la librería también se llena de agua. De ahí su curioso nombre y el hecho de que todo el género esté elevado del suelo.

Los obras, mayoritariamente de segunda mano pero también alguna novedad, se amontonan aparentemente sin orden (¡pero lo hay!) sobre todo tipo de muebles y objetos. Bañeras, sillas, góndolas, carretillas, estantes en sospechoso equilibrio o cestos, son recipientes válidos en este pintoresco lugar para alojar libros, revistas, postales, mapas, láminas, folletos o carteles, pero también a personajes del carnaval veneciano y a varios gatos que descansan, sin inmutarse y acostumbrados a las visitas, sobre los propios libros.

Por supuesto, entre sus ejemplares, podréis adquirir todo tipo de guías de Venezia en casi cualquier idioma, así como libros de Corto Maltés, Donna León o Casanova. Y textos sobre cualquier tema que os apasione. Nada aquí es casual, aunque lo parece. Si buscáis algo determinado y no lo encontráis, preguntad, os atenderán encantados.

En el patio lateral, podéis sentaros a ojear cualquiera de los ejemplares o, simplemente, observar a la gente que pasa frente a vosotros y disfrutar del ambiente. Allí nadie os presionará para comprar ni os meterá prisa para que os marchéis. Y si queréis, también podéis sentaros en la curiosa salida de incendios (al canal directa, ¡claro está!), en uno de los sillones dispuestos frente al canal, a leer o ver pasar las embarcaciones.

En el patio trasero, una escalera construida con libros, os asoma a un pequeño canal (no en vano, os animan a subir a disfrutar de las “maravillosas vistas”). Los libros son los peldaños y un remo hace de barandilla para ayudaros a subir y bajar. Una pintoresca escalera que hace las delicias de todos los que se asoman a este pequeño espacio.

No dejéis de visitarla, es uno de mis lugares favoritos de Venezia y os aseguro que merece la pena.

Dirección: Calle Longa S.M. Formosa5176/b – 30122 Venecia

Horario de 9.00 a 20.00 horas, todos los días

Librería Acqua Alta